lunes, 27 de junio de 2011

BLODY MARY: SEPAMOS COMO PREPARAR ESTA ESTRELLA DE LA COCTELERÍA


Para disfrutar de un buen «Bloddy Mary» no basta con mezclar con mimo sus ingredientes: un buen zumo de tomate, vodka, tabasco, limón, salsa Worcestershire, unos cubitos de hielo, además de sal y pimienta.


  • El cóctel debe prepararse en el momento de consumir porque es una bebida químicamente inestable y se deteriora con rapidez; 
  • nunca olvide el hielo, reduce las reacciones químicas que produce el zumo de tomate y otros ingredientes que degradan el sabor; 
  • no ahorre en el zumo, el jugo de mayor calidad le proporcionará un sabor profundo y sabroso; 
  • es mejor economizar en el vodka, porque el intenso y picante sabor del cóctel enmascara la calidad del alcohol y, por último, no olvide la coctelera. 
  • Ya sabe: agitado no mezclado, como diría James Bond al pedir su Dry Martini.


-Si sigue estos pasos probablemente disfrute de una cascada de sabores que se mueven por las sensaciones dulces, saladas y ácidas. El famoso «Bloddy Mary» es el cóctel más complejo, desde el punto de vista de la química. Se puede alabar también por sus propiedades saludables.
-Recordar los beneficios antioxidantes del tomate, los fitoquímicos del limón y las ventajas de tomar alcohol con moderación.
En cuanto a las proporciones... bueno... ahí radica el arte de cada uno, ¿no?. Y por supuesto, la magia de un cóctel bien hecho.
Aunque si que como orientación puede valer lo siguiente:
3 partes de vodka
6 partes de zumo de tomate
Una pizca de sal y pimienta negra
6 chorritos de salsa Worcestershire o salsa inglesa
5 gotas de salsa Tabasco
Un chorrito de zumo de limón o de lima
Un chorrito de zumo de naranja (opcional)

domingo, 5 de junio de 2011

KIRSCH: EL ESPÍRITU DE LA CEREZA

El Kirsch (del alemán Kirsche – cereza) es un licor incoloro elaborado por destilación del jugo de una especie de cerezas silvestres producidas en la Selva Negra de Alemania.
Para su elaboración, previamente se ha machacado íntegramente la cereza, incluyendo la cáscara, pulpa y carozo. Es un licor de muy alta graduación alcohólica.
Se bebe helado en copa de coñac, o vaso pequeño y es muy indicado para elaborar diversos cócteles. También en ciertas regiones se sirve a temperatura ambiente y se calienta con las manos, como el brandy. Es un clásico para las fondues de queso.
Este licor es muy popular en las regiones francesas de Alsacia, Franco Condado y Lorena, y en Alemania, Austria y Suiza.


Veamos a continuación una fácil y rica receta para obtener nuestro "KIRSCH" casero:
Ingredientes:
  • Dos litros de aguardiente
  • Medio kilo de huesos de cerezas
  • 250 gramos de huesos de albaricoque
Preparación:

Comienza machacando bien los huesos de cereza (previamente limpiados exhaustivamente). Luego colócalos a macerar en un frasco hermético de vidrio junto con los dos litros de aguardiente, dejándolos en dicho estado durante tres semanas.

Una vez transcurrido ese tiempo, simplemente tendrás que añadir los huesos de albaricoque (bien limpios y enteros), dejando macerar la mezcla durante dos meses más. El paso posterior, como de costumbre, será el de filtrar y envasar para su consumo.

Google+ Badge

Entradas populares