Translate

domingo, 5 de junio de 2011

KIRSCH: EL ESPÍRITU DE LA CEREZA

El Kirsch (del alemán Kirsche – cereza) es un licor incoloro elaborado por destilación del jugo de una especie de cerezas silvestres producidas en la Selva Negra de Alemania.
Para su elaboración, previamente se ha machacado íntegramente la cereza, incluyendo la cáscara, pulpa y carozo. Es un licor de muy alta graduación alcohólica.
Se bebe helado en copa de coñac, o vaso pequeño y es muy indicado para elaborar diversos cócteles. También en ciertas regiones se sirve a temperatura ambiente y se calienta con las manos, como el brandy. Es un clásico para las fondues de queso.
Este licor es muy popular en las regiones francesas de Alsacia, Franco Condado y Lorena, y en Alemania, Austria y Suiza.


Veamos a continuación una fácil y rica receta para obtener nuestro "KIRSCH" casero:
Ingredientes:
  • Dos litros de aguardiente
  • Medio kilo de huesos de cerezas
  • 250 gramos de huesos de albaricoque
Preparación:

Comienza machacando bien los huesos de cereza (previamente limpiados exhaustivamente). Luego colócalos a macerar en un frasco hermético de vidrio junto con los dos litros de aguardiente, dejándolos en dicho estado durante tres semanas.

Una vez transcurrido ese tiempo, simplemente tendrás que añadir los huesos de albaricoque (bien limpios y enteros), dejando macerar la mezcla durante dos meses más. El paso posterior, como de costumbre, será el de filtrar y envasar para su consumo.

Google+ Badge

Entradas populares