Translate

jueves, 28 de octubre de 2010

LICOR DE MARIHUANA: ¿Y POR QUE NO?



  • La marihuana como cualquier especie vegetal se presta a ser utilizada para esta tarea.
    Extraeremos sus principio con alcohol o bebída de fuerte graduación alcohólica. En este caso si queremos un resultado apetecible y bien logrado vamos a usar alcohol de 50 grados vínico, esto es, apto para el consumo. Tu farmaceútico puede prepararlo.

    DOS CLASES DE MARIHUANA A EMPLEAR:

    ÍNDICAS
    El tipo de marihuana a utilizar siendo Indica nos dará como resultado un licor espeso, verde oscuro, con sabor fuerte, dejando resquicios en el paladar y la garganta a verde (yerba),con alto poder desengrasante de pecho y boca como si de eucalipto se tratase, la sensación de navegar bajo el agua no es nada comparado con esto, nos quedaremos bien acomodados y a gusto en dónde estemos (O de pálida).

    SATIVAS
    Utilizando las Sativas, tendremos como resultado un licor de color más suave que el anterior, con un sabor más fuerte a alcohol pero con una medicina que te pone los pelos de punta, sensaciones satívicas de hiper-actividad y muchas risas aseguradas.

    Respecto a la potencia de la marihuana a utilizar ,debemos tener en cuenta que la calidad psicoactiva del licor depende de ello, siendo de mayor calidad la de mayor contenido en THC en el cogollo.

    INGREDIENTES:

  • 50 gramos de marihuana (entiéndase rama, hojas y cogollo), bien seca y troceada.

  • 1 litro de alcohol vínico de 50 º

  • 1 litro de jarabe simple (AQUÍ tienes como se hace el jarabe)

  • 50 gramos de menta piperita (seca)

PREPARACION:


  • Dejamos la marihuana y la menta durante 10 días en el alcohol.

  • Colamos bien.

  • Decantamos en otro recipiente de vidrio y añadimos el jarabe. Si utilizamos dos receipientes, procurad que la mezcla sea igual en cantidad..Y añadamos agua hervida y enfriada si queremos rebajar la graduación alcohólica.

  • Dejamos reposar al menos 20 días antes de su consumo en lugar fresco y oscuro. (no en el frigorífico)

En cuanto a los posibles efectos de este alcohol... bueno se trata de lo de siempre. El Benedictine por poner un ejemplo es un licor excepcional, pero en exceso como todo, nos va a hace sentir poco bien. Pues esto igual, un vasito y a saborear señores.

Google+ Badge

Entradas populares